dijous, 26 de maig de 2011

Minicuento. Coincidencias increíbles.

Visiblemente soprendido por el hallazgo, le cuenta a su amigo:

-Mira qué he descubierto: Richard Wagner tiene un nombre de 13 letras. Nació el 1813. Murió el 13 de febrero de 1883. Compuso 13 grandes obras. Su obra Tannhäuser la terminó un 13 de abril y fue estrenada un 13 de marzo. ¿No es mucha coincidencia?

-Es verdad! -responde el amigo-. Es mucha coincidencia que me hayas dicho 6 datos de Wagner en 6 segundos y 6 décimas!!.

dimecres, 25 de maig de 2011

PSICOLOGIA y CINE 4. ¿Qué vemos?



Disponemos de serie de un cerebro con importantes prestaciones. Una gran ventaja, pero también un inconveniente: a mayor oportunidad de operar, más energía se gasta y, en consecuencia, más riesgo de error. Ante este prodigio de cerebro evolucionado, la propia mente ofrece soluciones: la restricción de la atención: Nuestro ojo, se autolimita en la gama restringida del espectro de ondas electromagnéticas para no sobrecargar de información el cerebro (vemos del rojo al violeta, no el ultravioleta). 
Menos datos que gestionar supone menor gasto de energía. Pero es cuando aparecen las trampas!. Somos ciegos a ciertos detalles de lo que vemos. Resultado: Fijamos la atención en el interés central  (lo imprescindible) y discriminamos el interés marginal. 
Un ejemplo claro en el cine es Pulp Fiction. Tarantino y su ayudante de script  (o mejor dicho, sus mentes) discriminaron el interés marginal: cuando los personajes están en el bar, el cigarrillo aparece y desaparece, el hielo de la Coca-Cola (y la pajita) viene y va, entre otras cosas (impactos de disparo antes de que se produzcan, etc.). Víctimas del ahorro energético del cerebro. 
Pero igualmente en el cine, hay quién juega con la discriminación del interés marginal de los espectadores: David Fincher, director de El club de la lucha utiliza el mismo mecanismo que el personaje Tyler Durden (Brad Pitt) que tiene la costumbre de insertar fotogramas porno. Observemos la escena final, cuando la explosión de los edificios... aparece un pene. Si algún/a espectador/a se da cuenta, es que su cerebro prescinde del ahorro y dispone de una gran atención para fijarse en la información de interés marginal. Ah, esos pequeños detalles que tanta energía nos cuestan...

dilluns, 23 de maig de 2011

PSICOLOGÍA y CINE. 3. Definir qué somos



Tendemos a clasificar la cosas, es condición humana, porque de lo contrario nos perdemos en la abstracción. Y clasificar induce al tópico. Lástima. "Soy sexador de pollos, ésa es ingeniera, ése tercer portero suplente". Vaya. ¿Sólo?. Para mitigarlo se puede recurrir al esencialismo. Somos muchas cosas en esencia. "No soy neurótico, tengo neurosis... entre otras cosas".
Un ejemplo radical, lo apreciamos en la película Memento, cuando Leonard Shelby comenta que no es un asesino, sólo una persona que quería hacer las cosas bien. Shelby ha matado a mucha gente, pero niega tener las características de un asesino en potencia. 
¿Quién es qué?. ¿Qué somos?. Muchas cosas. Somos demasiado complicados para reducirnos al tópico.

dimecres, 18 de maig de 2011

PSICOLOGIA y CINE 2. Ensueño



El fenómeno del ensueño es realmente curioso. Es un sueño en vigilia. La prueba está en que las ondas cerebrales son similares a la vigilia ordinaria. Ahora bien, ¿sucede por falta de estímulos, por rutina y aburrimiento o por pensamientos más atractivos que los estímulos que nos ofrece el entorno físico?. Se abriría un debate, dependiendo de cómo de potente sean los contenidos del ensueño. 
Cuando la ensoñación es incontrolable, reduce la capacidad de reacción y atención... y todo ello porque la vigilia no nos ofrece nada más interesante de lo que podemos imaginar. 
Lars von Trier lo refleja claramente en Dancer in the Dark. Björk entra en estado de ensoñación en sus largas horas en la cadena de montaje para "ver" bailar a los obreros. 
Algo similar nos dictan algunas filosofías hindúes: en sueños de vigilia puede ocurrir todo lo imaginable -deseable-. Es esa realmente la auténtica vida, la que accedemos en la ensoñación, porque ocurre lo que nos gustaría que ocurriera. 
Lars von Trier, da en el clavo una vez más.

dimarts, 17 de maig de 2011

Microminicuento. Descanso

Se acerca y le comenta:
-Necesito hacer un año sabático.
Y él le responde:
-Si sumas todas las pausas que has hecho, te darás cuenta de que has completado un año sabático a plazos.

dilluns, 16 de maig de 2011

PSICOLOGIA y CINE 1. La vida es sueño.



Fijémonos en un detalle:


En las sociedades ancestrales eran los sueños los que influían en la vigilia, en la vida real. Mucha mitología ha surgido de ellos. Es a partir de la industrialización que se invierte el fenómeno: la vida cotidiana se adentra en nuestros sueños. 


Hemos cambiado. 


Hitchcock utiliza los sueños para desvelar crímenes en Recuerda. 
Los sueños son importantes, sólo basta con ver Pesadilla en Elm Street.

dimarts, 10 de maig de 2011

Cuento cortísimo

Un grupo de palabras hablan de sus cosas. Una de ellas dice:
-Yo, es que lo dejo todo para última hora.
Y el resto le da la razón a esa palabra, la palabra FIN.

dilluns, 9 de maig de 2011

Minicuentecillo. Los perros



Un perro le comenta a otro:
-Son curiosos estos humanos... si me piden que les dé la pata y no se la doy, dicen que soy un perro tonto. Si se la doy, dicen que soy un perro inteligente. Y es justo todo lo contrario.
-Es que son tontos -comenta el otro-.

divendres, 6 de maig de 2011

Microcuento. El gato.

-Mi gato habla en portugués.
-Anda, ya! No me lo creo. A ver...
- ...
-No dice nada.
-Bueno, es que no tiene nada que decir.

dimecres, 4 de maig de 2011

Objetividad...

Demasiadas veces la objetividad no es más que la subjetividad impuesta.

Minicuento. El lápiz.

A punto de acabarse y tras una larga vida de haber escrito muchas hojas, el lápiz dijo:
-Voy a escribir mis memorias.
Se puso a escribirlas, pero se consumió a las tres líneas. 
Los lápices están condenados a escribir sus memorias cuando aún no han vivido nada.