dimarts, 12 d’abril de 2011

Microcuento. El pintor.

Sus pinturas eran siempre sillas vacías, pero se titulaban con nombres de persona. En realidad, eran retratos de gente que nunca se presentó, porque sabían que no era buen retratista.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada