dimecres, 4 de maig de 2011

Minicuento. El lápiz.

A punto de acabarse y tras una larga vida de haber escrito muchas hojas, el lápiz dijo:
-Voy a escribir mis memorias.
Se puso a escribirlas, pero se consumió a las tres líneas. 
Los lápices están condenados a escribir sus memorias cuando aún no han vivido nada.

2 comentaris: