dimecres, 18 de maig de 2011

PSICOLOGIA y CINE 2. Ensueño



El fenómeno del ensueño es realmente curioso. Es un sueño en vigilia. La prueba está en que las ondas cerebrales son similares a la vigilia ordinaria. Ahora bien, ¿sucede por falta de estímulos, por rutina y aburrimiento o por pensamientos más atractivos que los estímulos que nos ofrece el entorno físico?. Se abriría un debate, dependiendo de cómo de potente sean los contenidos del ensueño. 
Cuando la ensoñación es incontrolable, reduce la capacidad de reacción y atención... y todo ello porque la vigilia no nos ofrece nada más interesante de lo que podemos imaginar. 
Lars von Trier lo refleja claramente en Dancer in the Dark. Björk entra en estado de ensoñación en sus largas horas en la cadena de montaje para "ver" bailar a los obreros. 
Algo similar nos dictan algunas filosofías hindúes: en sueños de vigilia puede ocurrir todo lo imaginable -deseable-. Es esa realmente la auténtica vida, la que accedemos en la ensoñación, porque ocurre lo que nos gustaría que ocurriera. 
Lars von Trier, da en el clavo una vez más.

1 comentari:

  1. Molt bo el bloc, he posat l'enllaç al meu bloc. Ens anem "veient"...

    ResponElimina